Los mejores Swimbaits para lubina: la guía definitiva

Si eres un pescador experimentado que busca ganar un trofeo bocazas o un principiante que intenta pescar lubina, lo único que necesitas antes de salir es un swimbait. Estos señuelos en particular se han ganado la reputación de conseguir algunos de los peces trofeo más grandes que jamás hayas visto.

¿Por qué gastar tu tiempo pescando lubinas pequeñas cuando podrías sacar las armas grandes y engancharte? Los Swimbaits son los únicos señuelos que pueden manejar estos monstruos.

Aunque vienen en una amplia gama de tamaños, la mayoría de las veces, cada vez que te encuentras con alguien que habla de «pesca con señuelos», se refieren al uso de señuelos que miden entre seis y doce pulgadas de largo. Es más probable que obtengas golpes de trofeo al pescar con ellos.

Esta guía explora todo lo que necesita saber sobre los mejores swimbaits para lobina.

Los mejores Swimbaits para lubina

Los mejores swimbaits generalmente están diseñados para imitar las diferentes especies de peces de las que se alimentan las lubinas. Si bien sus diseños específicos suelen imitar a los peces, no es raro encontrar señuelos que parecen pequeñas aves acuáticas, tortugas o incluso roedores.

Dicho esto, los swimbaits generalmente se dividen en tres categorías, cada una de las cuales aporta algo ligeramente diferente a la mesa. Todo depende del tipo de lubina que intentes enganchar. Aquí hay una descripción detallada de cada uno.

La gran cantidad de detalles en algunos de los señuelos de cuerpo duro en el mercado hoy en día es nada menos que sobresaliente. Incluso su acción en el agua es extremadamente realista.

Como resultado de la cantidad de tralubina que se requiere para ajustar estos señuelos, por lo general vienen con una etiqueta de precio considerable. Sin embargo, hay varias opciones asequibles disponibles para el pescador consciente de su presupuesto.

Estos modelos suelen estar hechos de madera o plástico duro y vienen con anzuelos triples, por lo que es posible que no sean ideales para pescar en agua con una cubierta espesa de malezas. Para mejorar su acción de natación en el agua, los señuelos de cuerpo duro suelen estar articulados. Algunas versiones tienen una articulación en el medio, mientras que otras pueden tener hasta seis.

Recuerde, el objetivo de estos cebos es lucir lo más real posible, por lo que el movimiento siempre es algo bueno. A continuación se muestran los diferentes swimbaits de cuerpo duro que existen.

Swimbaits de cuerpo duro

Cuerpo duro multiarticulado

Consisten en tres o más secciones de cuerpo con bisagras. Muestran una acción de natación más suave y amplia en comparación con sus contrapartes de una sola articulación.

Pesca Swimbait

Al pescar con grandes swimbaits, deberá tener mucha paciencia. Las picaduras son pocas y distantes en comparación con la acción que se obtiene cuando se usan señuelos convencionales. Sin embargo, si su objetivo es conseguir lobina negra masiva, no hay mejor manera de hacerlo.

Tenga en cuenta que los graves grandes son bastante inteligentes. Después de todo, no sobrevivieron para tener ese tamaño si se dejaban engañar fácilmente. Cuanto más grande y más realista sea su swimbait, mayores serán sus posibilidades de que muerda.

Cómo pescar un Swimbait

La forma habitual de pescar un swimbait es en una recuperación directa. Sin embargo, inyectar un poco de movimiento errático para romper la monotonía de la acción repetitiva también atrae las picaduras.

Los grandes trofeos de lubina suelen estar a la caza de grandes comidas que puedan atrapar con el menor esfuerzo. El secreto radica en aplicar una velocidad de carrete lenta mientras se activa la acción de natación del cebo.

Cuando se trata de recuperar el señuelo, el método que utilice tiene mucho que ver con si el señuelo se hunde o flota. Si tiene la intención de usar un cebo de superficie, necesita un modelo flotante que imite la apariencia de un pez moribundo que nada lentamente a lo largo de la superficie. El lubina generalmente no puede resistirse a una comida tan fácil. Para que esta táctica funcione, es necesario pescar en aguas tranquilas, preferiblemente temprano en la mañana o al final de la tarde.

Por otro lado, un modelo de buceo o hundimiento sería ideal si planea pescar más profundamente en la columna de agua. Siempre es una buena idea apuntar a algún tipo de estructura o cobertura para atraer al lubina a «emboscar» su cebo. Su mejor opción sería apuntar a áreas con parches de malezas o a lo largo de muelles. Esto no les da mucho tiempo para investigar el swimbait y descubrir que es falso.

Elegir tamaño y color

Al elegir los mejores swimbaits, debe elegir señuelos que se vean lo más realistas posible. Cuantos más detalles tengan, más efectivos serán para atraer la atención de los graves. La idea es identificar la presa natural de las especies de peces que está tratando de atraer y obtener un señuelo que lo combine con una T.

Si está pescando en agua clara, el color de su cebo debe coincidir con el de la presa local. Por otro lado, el agua manchada tiende a opacar el color natural del señuelo, por lo que debe elegir una versión más brillante del cebo para atraer la atención del lubina de una manera sutil pero familiar.

Equipo de Swimbait

Para pescar peces grandes, necesita las herramientas adecuadas para el tralubina, además de tener los mejores swimbaits. Aquí hay tres factores críticos a considerar al elegir el arte de pesca adecuado.

Varillas

Para la pesca casual, querrás conseguir una caña de entre una y cinco onzas. Debe ser lo suficientemente potente como para lanzar cebos pesados ​​a la distancia y colocarse correctamente para el anzuelo.

Bobinas

Para manejar el swimbait, necesitará un carrete baitcaster. Los carretes más robustos pueden soportar los tirones y el marcado de los peces luchadores.

Línea

Finalmente, necesitará una línea de monofilamento que sea al menos una prueba de 17 libras. Cuanto más natural y transparente se vea contra el agua, es más probable que obtengas una captura masiva. Utilice una línea de fluorocarbono si tiene la intención de pescar en aguas más profundas.