Cómo instalar un buscador de peces en un kayak

La pesca desde kayak aporta muchas ventajas frente a las embarcaciones tradicionales. Los kayaks son pequeños, muy maniobrables y pueden flotar incluso en las aguas menos profundas. Además, los kayaks plegables se pueden desarmar y transportar a mano o incluso en una mochila, lo que permite a los pescadores viajar fácilmente por tierra en busca del mejor lugar de pesca. Sin embargo, los kayaks no son conocidos por poder acomodar muchos extras. El espacio limitado a bordo, sin mencionar el casco único y la proximidad al agua, significa que colocar cualquier accesorio es entre difícil e imposible. Sin embargo, eso no significa que un pescador deba renunciar a usar una sonda para mejorar su experiencia de pesca, solo que deberá elegir una sonda adecuada para el trabajo.

Montar una sonda de forma permanente, o incluso semipermanente, en un kayak es, en el mejor de los casos, difícil. Si bien algunos de los kayaks más recientes incluyen un punto de montaje, la mayoría no. Además, la mayoría de sondas requieren una fuente de alimentación externa, generalmente una batería de 12 V, algo que no existe en un kayak. Por lo tanto, antes incluso de considerar la instalación de un buscador de peces, es importante encontrar uno que sea adecuado para montarlo en un kayak.

Una serie de buscadores de peces en el mercado hoy en día son perfectos para kayaks y otras embarcaciones pequeñas impulsadas por humanos. Estos buscadores de peces son completamente impermeables y están diseñados para resistir los golpes y rasguños que probablemente encontrarán en el agua. Con baterías autónomas y transcodificadores de flotación libre o sobre el costado, muchas sondas requieren poca o ninguna instalación. Incluso aquellos con instalación semipermanente pueden requerir poco más que taladrar algunos agujeros y colocar algunos tornillos. Esto hace que instalarlos (y quitarlos después) sea muy fácil.

Para tales instalaciones, es importante asegurarse de que el kayak no sufra daños. Algunos kayaks, especialmente los kayaks plegables, están sujetos a rasgaduras, rasgaduras o daños estructurales si se perforan agujeros. Además, los kayaks cubiertos de tela realmente no tienen un buen lugar para montar un objeto estacionario, incluso si se quitará cuando el kayak no esté en uso. Por lo tanto, una sonda con un punto de montaje sólido solo debe usarse en un kayak que esté diseñado para ello, idealmente uno en el que los ingenieros que lo diseñaron coloquen un lugar para montar los accesorios.

Asegúrese de seguir las instrucciones proporcionadas por ambos fabricantes para asegurarse de que está taladrando en el lugar correcto. Utilice una plantilla antes de perforar los orificios para el montaje rígido y asegúrese de que no queden piezas duras de metal o plástico dentro del kayak sin cubrir, ya que esto puede provocar que se corten los pantalones o las piernas mientras navega en el kayak. También asegúrese de que pueda quitar fácilmente el soporte cuando no esté en uso, para evitar que se rompa durante el almacenamiento. Si esto no es un problema, puede ser conveniente usar un adhesivo para asegurar permanentemente el soporte, ya que esto elimina la necesidad de taladrar agujeros.

Afortunadamente, hay muchas alternativas a estos montajes duros. Muchas unidades ahora tienen ventosas para montar y quitar fácilmente, aunque esto es menos que óptimo en condiciones de frío o cuando se viaja sobre aguas turbulentas donde el dispositivo puede soltarse en un momento inoportuno. Como tal, al elegir un soporte de este tipo, es importante considerar si el dispositivo se soltará o no, y si es así, si se puede conectar o no de alguna manera para evitar que se caiga por la borda.

Una gran ventaja que tienen los kayaks sobre los barcos tradicionales cuando se trata de sondas es su casco extremadamente delgado. El casco delgado elimina la necesidad de instalar un transcodificador debajo del barco. En su lugar, simplemente se puede montar de forma segura dentro de la embarcación y permitir que emita y reciba ondas sonoras a través del casco. Esto es particularmente cierto en el caso de los kayaks colapsables y los kayaks de tela. Alternativamente, muchos transcodificadores pueden simplemente colocarse por la borda y permitir que funcionen mientras pesca, y debido a la naturaleza lenta de los kayaks en comparación con las embarcaciones motorizadas, incluso es posible continuar usando estos dispositivos cuando el kayak está en movimiento.

Los avances tecnológicos han eliminado por completo la necesidad de una unidad montada. Varias compañías ahora producen sondas diseñadas para flotar de forma independiente fuera del bote, generalmente en una línea, y luego se comunican de forma inalámbrica con un teléfono celular u otro dispositivo en el bote. Si bien esto requiere una funda a prueba de agua en caso de que elija usar su teléfono como receptor, significa que la única «instalación» es recordar atarlo a su bote para que no se vaya flotando. Si bien estos transceptores tienden a tener resoluciones más bajas que las unidades montadas permanentemente de alta potencia, ofrecen más que suficiente para los kayakistas que necesitan ver lo que hay debajo de ellos en términos de vida silvestre acuática.