Cómo instalar un buscador de peces en un barco

Una sonda es una pieza esencial del equipo para cualquier pescador dedicado. No solo ahorra tiempo al permitir que los pescadores eviten lanzar una línea donde no hay nada que atrapar, sino que también ayuda a los pescadores a encontrar nuevos y mejores lugares para pescar, así como a evitar peligros bajo el agua. Sin embargo, todavía no son tan comunes como para venir preinstalados en la mayoría de las embarcaciones pesqueras modernas, por lo que es necesario instalar uno después de la compra antes de poder utilizarlo. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de instalar una sonda?

Como ocurre con la mayoría de accesorios, el tipo de instalación depende tanto de la embarcación como del dispositivo a instalar. Una embarcación pequeña puede simplemente atornillar la sonda a un lado y arrojar el transductor por la borda, mientras que una embarcación más grande puede requerir una instalación permanente. Además, algunas sondas requieren un transductor instalado de forma permanente en una parte específica de la embarcación, mientras que otras solo requieren que el transductor esté por la borda. Como tal, es mejor comprender qué tipo de sonda es mejor para su barco y abordarlo desde esa perspectiva.

Las embarcaciones pesqueras pequeñas, especialmente los botes bajos y otras embarcaciones pequeñas de poco calado, generalmente tienen la instalación más fácil. Los que tienen una consola tienen un punto de montaje en la consola para los accesorios, e incluso pueden tener un orificio a través de la consola para dejar caer el transductor o asegurarlo permanentemente al fondo de la embarcación. De lo contrario, la mayoría de las sondas tienen un cable para el transductor de suficiente longitud para que cuelgue por la borda y debajo de la embarcación para obtener una buena señal. Estos buscadores de peces generalmente requieren poco más que unos pocos pernos para fijarlos a los puntos de montaje para instalarlos y son buenas opciones para embarcaciones que se alquilan, se almacenan al aire libre en todas las condiciones climáticas u otras situaciones en las que un pescador puede querer llevar su buscador de peces a casa con él cada día.

Estos buscadores de peces semiportátiles no ofrecen la alta resolución o visualización en vivo de una instalación permanente. Esto se debe a que, dado que cuelgan del costado, no se puede esperar que permanezcan en su posición correcta cuando el bote está en movimiento, ni la computadora conectada a ellos puede determinar de manera confiable dónde está el transductor en el bote. Por lo tanto, incluso en embarcaciones pequeñas, a menudo es necesario realizar una instalación permanente. Antes de realizar una instalación de este tipo, es importante asegurarse de que la embarcación sea capaz de manejar dicha instalación y que no cause problemas a la embarcación, especialmente en lo que respecta a la perforación o la tensión en el casco que pueden causar daños permanentes. Además, la posición del transductor es importante tanto para obtener una señal precisa como para garantizar que no se dañe cuando la embarcación se sumerge y se retira del agua.

Afortunadamente, la mayoría de los barcos de pesca modernos tienen puntos de montaje dedicados, o incluso orificios de montaje, para transductores debido a su popularidad. Esto elimina la necesidad de taladrar agujeros en la embarcación o de intentar asegurar el transductor con un adhesivo. En caso de que no se haya diseñado una instalación de este tipo, asegúrese de hablar con el fabricante sobre la mejor manera de instalar un transductor. Idealmente, el casco debe permanecer intacto, con el cable del transductor viajando por el exterior de la embarcación en lugar de atravesarlo, pero puede haber formas de enrutar el cable a través de orificios predeterminados. La mayoría de los barcos producidos en las últimas décadas incluyen, en su manual, instrucciones sobre cómo instalar un transductor de forma permanente en la embarcación. De lo contrario, el fabricante del buscador de peces puede ayudar, ya que sin duda ya se han enfrentado al problema antes.

Cuando se trata de embarcaciones más grandes, especialmente aquellas diseñadas para aguas abiertas y que tienen una cabina cerrada, la instalación de un transductor suele ser más complicada. Si bien todavía se pueden usar algunos diseños de transductores sobre el costado, la baja resolución y la poca profundidad de tales unidades generalmente son insuficientes, especialmente cuando se pesca con redes de arrastre o en aguas profundas. En su lugar, se debe utilizar una unidad más grande y potente, y esto requiere una instalación permanente. Afortunadamente, las empresas que fabrican tanto las sondas como las embarcaciones son conscientes de ello y han tomado medidas para facilitar las cosas al máximo.

En algunos casos, es posible integrar una sonda en un sistema de sonda existente. El bajo costo de los sistemas de sonda modernos significa que a menudo se incluyen en embarcaciones más grandes, ya que son útiles para prevenir accidentes y daños a la embarcación. En tal caso, un buscador de peces puede hacer uso de los datos del transductor para encontrar peces y otros objetos más pequeños que la detección de peligros integrada en el barco no encontraría. Esto elimina la necesidad de instalar un transductor especializado, así como la necesidad de montarlo.

Sin embargo, la mayoría de los buscadores de peces requieren el uso de su transductor, y en una embarcación más grande, esto generalmente requiere que se retire el bote del agua para instalar el transductor. Esto requiere un profesional, que debe perforar el casco e instalar los cables apropiados. En el caso de que un pescador desee hacerlo él mismo, es muy importante que hable primero con el fabricante del barco y con la sonda, para asegurarse de que no se cometan errores, ni que la instalación cree una fuga o debilidad en el casco. Algunos barcos ahora están siendo diseñados con un punto de montaje específico para transductores para eliminar la mayor parte de este problema.

Reconociendo la dificultad inherente a tal instalación, muchos fabricantes ahora ofrecen instalaciones exteriores, con los cables del transductor permaneciendo fuera del casco de la embarcación en todo momento. Si bien esto aún puede requerir un poco de perforación para adherir el transductor de forma permanente, en muchos casos se puede colocar de forma permanente con un adhesivo, con el cable tendido a lo largo del costado de la embarcación y dentro de la cabina. En una instalación de este tipo, es importante asegurarse de que el cable esté instalado de forma permanente, así como el transductor, para evitar que se suelte o dañe mientras la embarcación está en movimiento.